Diferencias entre conectada y aislada

Durante las últimas semanas hemos hablado en nuestro blog de las diferentes instalaciones eléctricas que existen. Y es que, antes de centrar la mirada en las placas solares, resulta importante conocer las diferencias entre ellas. Fundamentalmente nos encontramos con dos tipos: las que tienen una conexión a la red y las que están aisladas de ella. En ambos casos es posible recurrir a los paneles fotovoltaicos.

Sin embargo, para dar con la mejor opción para nuestras necesidades debemos tener en cuenta lo que puede ofrecernos cada una. Así que si estás pensando en realizar una instalación de energía solar, te contamos todo lo que debes saber para acertar con tu decisión. Las ventajas que ofrece cada uno de los tipos y sus principales diferencias. Todo con el objetivo de que puedas encontrar la instalación que mejor se adapte a lo que necesitas.

Las instalaciones eléctricas se dividen en dos tipos: las conectadas a la red y las aisladas de ella

¿En qué consiste cada instalación?

Las instalaciones conectadas a la red eléctrica

Comenzaremos resumiendo lo que son las instalaciones con conexión a la red de distribución eléctrica. Este tipo engloba a todas aquellas que tienen interacción con la red eléctricas y se definen como instalaciones generadoras interconectadas. Puedes conocer más sobre ellas a través de la siguiente publicación: “Qué es el autoconsumo conectado a red”.

Dentro de este tipo también nos encontramos con las instalaciones asistidas. Estas son en las que la conexión entre el generador y la red eléctrica no sucede a la vez. Es decir, o están conectadas al generador o se encuentran funcionando a través de la red. Pero esta categoría de instalaciones asistidas ya únicamente es aplicable a los grupos de emergencia. Estos son los que están diseñados para funcionar cuando la red de electricidad no está operativa.

Las instalaciones aisladas

En el lado opuesto a las instalaciones con conexión a la red eléctrica nos encontramos a las de tipo aislado. En este caso se hace referencia a las que no tienen ningún tipo de conexión con la red de distribución pública de electricidad. Sí que puede, por contra, estar apoyadas por otros generadores eléctricos como los de diésel o gasolina. Puedes consultar más detalles de las instalaciones aisladas en la publicación “Qué es el autoconsumo aislado”.

Este tipo suele darse, principalmente, en lugares aislados o de difícil acceso. Sitios a los que por su ubicación la red de distribución de electricidad no ofrece suministro. Lo que les obliga a buscar soluciones para poder disfrutar de la electricidad. Es algo habitual en zonas rurales y agrícolas. Aunque su uso también suele darse para alimentar sistemas de todo tipo, como antenas, red de alumbrado o telecomunicaciones, entre muchos otros.

Principales diferencias entre ellas

Una vez resumidos ambos tipos, llega el momento de marcar las principales diferencias entre ellos. Así podremos conocer mejor exactamente en qué consiste cada uno de ellos y cuándo es más conveniente apostar por uno u otro. Y es que, tanto el objetivo como el enfoque de estas dos instalaciones son completamente diferentes.

En las instalaciones conectadas se busca un ahorro en el consumo de energía. Y también es posible vender los excedentes que no se utilicen. El suministro eléctrico en ellas está garantizado siempre, ya que pueden funcionar a través de la red y mediante su propia energía. Esto quiere decir que en ningún momento se quedarán sin electricidad.

Con las instalaciones aisladas lo que se busca es un suministro eléctrico a través de diferentes elementos generadores. Pueden ser paneles solares, aerogeneradores o generadores a través de combustibles tradicionales como el diésel o la gasolina. Suelen contar baterías, que son los elementos para la acumulación de energía. A diferencia del caso anterior, si los generadores fallan o las baterías se agotan el suministro eléctrico se interrumpirá.

Tipo de instalaciónConectada a la redAislada de la red
¿Funciona sin red?No
¿Funciona cuando la instalación no genera energía?No
¿Se pueden vender los excedentes generados?No
¿Permite la instalación de baterías?
¿Están disponibles para el uso particular?

Conclusión

No existe una instalación eléctrica mejor que otra, todo dependerá de las necesidades que queramos cubrir. En líneas generales podríamos decir que las principales diferencias las encontramos en su concepto. Las. Mientras que con las conectadas lo que se busca es conseguir un ahorro en el coste que se paga por la energía.

Con los dos tipos de conexiones se pueden disfrutar de las enormes ventajas de la energía solar. De hecho, según la Agencia Internacional de la Energía, se trata de la electricidad más barata de la historia. Si estás interesado en realizar una instalación aislada o conectada con los paneles solares como protagonistas, no dudes en recurrir a nuestros servicios. Varitech: Empresa especializada en placas solares.

¿Te ha gustado el artículo?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 sobre 5)
Cargando…
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Alberto Flores
Alberto Flores

Deja un comentario

Últimos post