¿Cuántas placas solares necesito para una bomba de agua?

¿Qué vas a aprender hoy?

Cada vez es más común recurrir a la energía solar para alimentar eléctricamente hogares, negocios y explotaciones agrarias. De hecho el bombeo solar en Granada es cada vez más popular. Se trata de un bombeo de agua como el tradicional pero que no está conectado a la red eléctrica. En su lugar, cuenta con conexión a placas fotovoltaicas que le ofrecen la energía que necesita para funcionar.

Pero, al igual que sucede con los hogares, una de las preguntas más repetidas al respecto es la de ¿cuantas placas necesito para tener energía suficiente?. Y la respuesta depende de cada caso en concreto. Algo a lo que vamos a intentar arrojar algo de luz en el post de hoy para que puedas establecer las placas fotovoltaicas que necesitarías para tu bomba de agua.

Existen dos opciones para el bombeo solar: las bombas solares pequeñas y las trifásicas alimentadas por variador de velocidad

Las dos posibilidades para el bombeo solar

Cuando hablamos de bombeo solar con placas fotovoltacicas nos encontramos con dos casos:

  • Las bombas solares pequeñas: pueden alimentarse de un solo panel solar pero están limitadas a aplicaciones poco exigentes donde funcionen de forma intermitente no más de dos horas seguidas.
  • Las bombas trifásicas alimentadas por variador de velocidad: en este caso, el diseño del string se debe a dos factores simultáneos. En este caso se deben cumplir con unos criterios concretos.

Un factor importante para el funcionamiento de forma correcta de una instalación de bombeo solar es que todos los paneles estén en un mismo plano. Esto quiere decir que estén con la misma inclinación y orientación. Además de que no existan sombras en los módulos. De lo contrario, puede producirse el denominado efecto miss-match, una incompatibilidad que nos impedirá aprovechar todos los beneficios de la energía solar. Por ello es vital mantener este criterio y que todos los módulos sea de la misma marca, modelo y antigüedad.

Criterios para las bombas trifásicas

Como hemos comentado anteriormente, para este tipo de bombas es necesario que se cumplan una serie de criterios. En este caso nos referimos a tres en concreto:

  1. La tensión del campo solar debe estar en rango del variador de velocidad, lo que depende del modelo que instalemos. Por norma general para bombas de 230V trifásicas la potencia se sitúa en un rango de 320V a 450V, lo que limita el número de paneles que podemos poner en serie. Esto se debe a que la tensión del punto de máxima potencia y la del circuito abierto deben estar en rango.
  2. La potencia pico del campo solar debe ser de, como mínimo, el doble que la potencia de la bomba que vamos a instalar. Con esta regla tan simple nos aseguraremos de que la bomba funcione un número de horas óptimo de entre 8 y 10 por día.
  3. El número de paneles debe ser divisible por lo que no podremos conectar dos series con distintos números de placas.

Lo mejor es consultar directamente con un instalador experimentado para que nos asesore con nuestro caso

Conclusión

Vista la situación del mercado solar, donde los modelos y tipos de paneles cambian constantemente, lo mejor es dimensionar y calcular todo en función a nuestras necesidades. Cada instalación y circunstancias son diferentes y es por ello que todo puede variar en función de lo que estemos buscando. Por este motivo lo mejor es consultar directamente a un instalador especializado con experiencia para resolver todas nuestras dudas. Varitech: empresa especializada en placas solares.

¿Te ha gustado el artículo?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *