Ciudades con autoabastecimiento de energía

separator

En anteriores publicaciones en el blog hemos hablado sobre la importancia de las energías renovables y el momento de auge que viven actualmente. Algo que se debe, principalmente, por el aumento de la concienciación de gran parte de la población frente a la contaminación. Sin embargo, en España todavía nos queda mucho que hacer al respecto para estar a la altura de otros países que van unos cuantos pasos por delante.

Varitech es una empresa de ingeniería en Granada especializada en instalaciones de energías sostenibles y renovables. Una tecnología que en otros rincones del mundo utilizan en su beneficio para conseguir ciudades que se abastecen con la energía que ellos mismos producen de forma sostenible. Algo que permite reducir de forma considerable los índices de contaminación y que beneficia a todos sus habitantes.

Tres ciudades sostenibles

Burlington

Se trata de una ciudad de Estados Unidos, concretamente del estado de Vermont, que abastece a sus más de 40.000 habitantes solo con fuentes de energía renovables. Algo que comenzó con la apuesta por la energía hidroeléctrica, a la que sacan provecho gracias al río Winooski. La ciudad produce toda su electricidad de forma limpia, algo que ha logrado gracias a sus instalaciones de biomasa, hidroeléctricas, eólicas y de energía solar.

Reykjavik

La segunda ciudad de la que vamos a hablar es Reykjavik, la capital de Islandia. Aquí utilizan el fuego y el huelo para producir la mayor parte de su energía. De hecho, los datos no dejan lugar a dudas: Islandia es el país que más energía renovable produce por habitante de todo el mundo. Utilizan un 65% de energía geotérmica, un 20% de hidroeléctrica y un 15% procedente de combustibles fósiles.

Basilea

En la ciudad de Basilea, Suiza, también pueden presumir de sostenibilidad. En este caso gracias a las energías hidroeléctrica y eólica. Se trata de un lugar que hace poco más de tres años aprobó la eliminación gradual del uso de energía nuclear en favor de la renovable. Además de decretar que el 50% del agua caliente de las nuevas construcciones debía proceder de energías sostenibles. Una concienciación cada vez mayor que les permite disfrutar de un entorno más saludable.

El futuro en Europa

Ya hemos dejado claro en más de una ocasión que el futuro, y el presente ya en muchos lugares, de la energía pasa por la sostenibilidad. Tal y como cuentan en este artículo de las Naciones Unidas, los modelos de energía renovables son la mejor apuesta que una ciudad puede llevar a cabo. Y con el objetivo de implementar estos modelos nació el Pacto Verde Europeo.

Se trata de un pacto de la Unión Europea que tiene como misión conseguir que el viejo continente sea el primero de todo el mundo en ser el primero climáticamente neutro. ¿Esto que quiere decir? Que la estrategia marcada lleva a una Europa sin emisiones contaminantes de carbono en 2050. Lo que permitirá impulsar un uso eficiente de todos los recursos, restaurar la biodiversidad y reducir de forma drástica la contaminación.