Vatímetro: qué es, cómo funciona y tipos

¿Qué vas a aprender hoy?

Cuando hablamos de electricidad y energía solar, hay muchos factores y elementos diferentes que entran en juego. La mayoría, de hecho, desconocidos para todo el mundo salvo para los expertos del sector. Y hoy vamos a hablar de uno de los elementos que puede llegar a jugar un papel fundamental en una instalación solar: el vatímetro. Un aparato que nos permite disfrutar al máximo de las energía solar fotovoltaica.

¿Qué es un vatímetro?

Antes de explicar qué es el vatímetro, debemos tener claro otro concepto: el vatio, que es la unidad que indica la tasa a la que se transfiere la energía. Su equivalencia es la de un julio por segundo y su relación con el vaímetro está directamente relacionada con la función de este aparato. En concreto, se trata del instrumento que ofrece la posibilidad de medir la potencia eléctrica. Es decir, el aparato utilizado para conocer la cantidad de energía suministrada a un equipo o en un circuito concreto.

Este aparato cuenta con dos bobinas fijas, una de corriente y otra amperimétrica, que se conectan en paralelo a un circuito eléctrico. Además de una bobina de tipo móvil conocida como bobina voltimétrica, que es la encargada de conectar en serie con el circuito que deseemos. De esta forma, las bobinas fijas forman un campo de electricidad con una potencia que es proporcional a la corriente que corre por él.

¿Qué tipos de vatímetros existen?

Estos aparatos los encontramos en diferentes artículos eléctricos que requieren de una unidad de control. Por norma general podemos encontrarnos con dos tipos de vatímetros:

  • Electrónicos: son los más utilizados en la actualidad ya que, además de medir en vatios también lo hacen en voltios e incluso permiten medir la intensidad en amperios o la frecuencia de red. En este caso, la medición se ofrece en una pantalla que hace más fácil su lectura.
  • Analógicos: ahora mismo están prácticamente en desuso ya que son menos precisos. En ellos el campo electromagnético mueve una aguja sobre un dial en el que se muestra la potencia eléctrica.

¿Cómo funciona y qué tiene que ver con la energía solar?

Los vatímetros juegan un papel clave en las instalaciones solares. De hecho, su misión es la de ofrecer constantemente una medición de la energía que se demanda para hacer que el inversor la suministra a la instalación y regule el excedente. Es la manera de analizar la energía que consumimos en cada momento del día, lo que permite monitorizar la carga que necesitamos en función de lo que estemos haciendo.

El vatímetro nos permite conocer nuestro consumo eléctrico en cualquier momento

Si nuestra instalación solar está conectada a la red, es posible verter a ella los excedentes de producción. Con el vatímetro es posible determinar qué energía destinar al autoconsumo y cuál es la que se debe volcar a la red. Por otra parte, en el caso de las instalaciones aisladas de la red eléctrica, la función del aparato será la de determinar si el inversor debe inyectar más o menos corriente en función de nuestro consumo.

Conclusión

El vatímetro es un dispositivo muy importante en prácticamente todas las instalaciones solares. Aunque para que funcione como es debido y no nos genere problemas, lo aconsejable es que su instalación corra a cargo de personal cualificado. De hecho, existe normativa que cumplir al respecto y el modelo elegido debería variar en función de nuestras necesidades concretas y el uso que vayamos a darle. Varitech: placas solares para viviendas.

¿Te ha gustado el artículo?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *