¿Cómo vender energía solar?

¿Qué vas a aprender hoy?

La energía solar es la electricidad más barata de la historia. Y, por si fuera poco, se trata de una energía sostenible y respetuosa por el medio ambiente. Motivos por los que a día de hoy es considerada como la fuente de energía más eficiente posible. De hecho, según esta noticia del ABC, con los paneles solares el ahorro en la factura de la luz puede llegar a ser superior a los 700 euros al año. Una cantidad considerable a tener en cuenta.

Además de optar por las instalaciones fotovoltaicas aisladas para el autoconsumo, también podemos conseguir un ahorro extra si generamos más energía de la que gastamos cada mes. ¿Qué queremos decir con esto? Pues que si tu instalación de paneles fotovoltaicos está conectada a la red eléctrica, es posible que vendas tus excedentes de energía a tu distribuidora y consigas un beneficio extra por contar con unas de las mejores instalaciones para generar electricidad que existen a día de hoy.

¿Qué tipo de instalación puedo hacer?

Lo primero que debemos hacer es diferenciar las dos modalidades de autoconsumo que podemos realizar con los paneles solares. Este tipo de instalaciones pueden ser con excedentes, que son las que nos permitirán vender la energía solar, y sin excedentes. Te contamos cómo son cada una de ellas.

Sin excedentes

Estas son las que cuentan con baterías u otros sistemas para guardar la energía que se consigue del sol y destinarla a nuestro propio consumo. Es decir, no nos sobra energía porque se utilizada todo lo que se ha generado. De este modo, en estas instalaciones no se puede ofrecer energía a la red. Su tramitación es bastante sencilla ya que no requiere de muchos permisos para poder llevarlas a cabo.

Con excedentes

En el lado opuesto a las anteriores nos encontramos las instalaciones de autoconsumo con excedentes. En este caso, como su nombre nos indica, se genera más energía de la que se consume y esos sobrantes terminan en la red eléctrica. Es aquí cuando podemos decidirnos por verter la energía a la red sin más o decantarnos por una opción más rentable, la venta de energía solar.

  • Sin compensación: en esta modalidad la energía que nos sobre irá a parar a la red eléctrica pero no se recibirá compensación alguna por ello. Simplemente se venderá la energía que no se haya consumido al precio que tenga en el mercado eléctrico.
  • Con compensación: en este caso funciona igual que el anterior pero con la diferencia de que la distribuidora compensará al consumidor en la factura de la luz. En este caso no es una venta como en el anterior, sino que consiste en un ahorro económico en el gasto de energía que hagamos.

¿Qué hacer para venderla?

De este modo, para poder venderla deberemos contar con una instalación de autoconsumo en la que existan excedentes. Además, debemos cumplir con una serie de requisitos sin los que será imposible poder vender la energía solar que generemos. Estos requisitos son los siguientes:

  • La potencia de la instalación no puede superar los 100kW.
  • Debe existir un contador de tipo bidireccional.
  • La instalación debe estar conectada a la red y debe haber un contrato de luz con la comercializadora correspondiente.

¿Te ha gustado el artículo?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *